1-0 Santiago Maldonado

Santiago en Pza Mayo

Decenas de miles de personas se nuclearon a lo largo y ancho del país en las plazas de las grandes y pequeñas ciudades respondiendo a la convocatoria de la familia de Santiago preguntando ¿Dónde está Santiago? desaparecido el 1 de agosto, tras un operativo de la Gendarmería en la comunidad mapuche Resistencia de Cushamen, en Chubut.

Cada ciudad se organizó de acuerdo a las características de la zona adquiriendo variedad de reuniones creativas que fueron acompañada por mucho público a pesar de las inclemencias del tiempo. En ese panorama siempre se destaca la convocatoria multitudinaria en Plaza de Mayo donde el único orador fue Sergio Maldonado, hermano de Santiago.

La participación del hermano de Santiago fue breve. Unos cinco minutos. Le alcanzó para interrogar al Presidente de la Nación “Quiero preguntarle dónde está mi hermano”

No se guardó su convencimiento sobre la responsabilidad de la Gendarmería en la desaparición forzada de su hermano. “No existe la bondad ni en gendarmes ni en los jefes que participaron de la represión en la comunidad mapuche” afirmó refiriéndose al operativo del 1 de agosto en la Patagonia.

Se dirigió a su hermano forzadamente desparecido diciéndole que “Las personas como vos nos enseñan, nos abren los ojos y nos muestran el camino, pero también dejan en evidencia las miserias humanas” “Es mucha la gente que te quiere sin haberte conocido, que está acá en esta Plaza, en las plazas del país y las del mundo reclamando por vos”

Tuvo razón en la amplitud geográfica de la protesta. La Desaparición Forzada de Santiago es eco en todo el mundo. Un reclamo que se asocia a otros como el de Cataluña que desnudan el régimen opresor internacional.

Los manifestantes compuestos por numerosas organizaciones y mucha gente autónoma también reclamaron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a quien la asocian como cubriendo la Gendarmería.

Sobre lo ocurrido luego que terminó la marcha lo describe bien Ambito Financiero “Al igual que en la marcha de hace un mes por la aparición con vida de Santiago Maldonado, un pequeño grupo de encapuchados buscó generar incidentes al término de una masiva manifestación que se desconcentraba con tranquilidad. Los infiltrados repitieron el mismo libreto -que huele a operación de los servicios de inteligencia-: gritaron consignas incoherentes, lanzaron bombas de estruendo a la policía y agredieron a fotógrafos y a los móviles periodísticos de C5N, Crónica y América”.

“Era muy claro que se trataba de infiltrados porque las agresiones se dirigían directamente a periodistas y fotógrafos”, relató a Página/12 Federico Martín, de Agencia Foto Sur, testigo y autor de las imágenes que muestran a un grupo de encapuchados lanzando bombas de estruendo, golpeando e insultando manifestantes en la marcha de hoy.

Una metodología que muchos y muchas fuimos testigos en otras épocas duras. El Gobierno avanza en la repetición de “señales” de la Dictadura del 76 que van “acostumbrando” a la población para recibirlas como “habitual”.

Entre ellas está la revocación de la supuesta (y vergonzosa) Prisión Domiciliaria de Milagros Salas. Esa decisión se dio a conocer a las 19 del” viernes” pasado.

El “viernes”, especialmente desde las 12 en adelante, era el día más peligroso durante la Dictadura del 76. Cualquiera cosa que ocurría en ese día, una detención, un atentado, era imposible recurrir de a la denuncia porque debía esperarse hasta el lunes.

La decisión de repetir lo de esa época es evidente. En este caso de Milagros Sala la decisión ya estaba tomada y esperaron el momento. Un mensaje conciliador para aquellos y aquellas que aún mantiene la vigencia de la represión hacia el pueblo.

Hay que prestar atención a las declaraciones del juez Eugenio Raúl Zaffaroni “No hay dudas que el gobierno formó parte del encubrimiento, ahí está lo grave “Se comete un error gravísimo al intentar ocultar una desaparición forzada”. Sobre el ataque contra los sindicatos “quieren ensuciar” a ese sector para mostrarlo como una mafia “y así implementar la reforma laboral. Sobre el régimen actual, sostiene que hoy el país no está “viviendo una democracia” porque “hay un engaño a la opinión pública”. + (PE)

SN 341/17

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s