Cuidando la Salud Solidariamente III

Salus

Práctica-Actitud-Liberadora Práctia-Actitud-Burocrática

Por Julio Monsalvo

Formosa

Decía que los debates sobre la atención de la salud, con más propiedad “sobre atención de la enfermedad”, en el fondo girando sobre la financiación, me han hecho revivenciar intensas vivencias interactuando con familias campesinas en el norte argentino.

La Vida me regaló descubrir prácticas solidarias para el cuidado de la salud en el mismo hogar y entre familias vecinas. “Prácticas efectivas” y “actitudes amorosas” que conforman una indisoluble unidad.

Cada práctica es una “práctica-actitud”.

La “práctica-actitud” es una unidad, ya sea que la realice una mujer campesina en su propio hogar o una “doctora” o un “doctor” en el hospital.

“Cada uno descubre su cultura cuando descubre la del otro”, nos advertía nuestro querido amigo Jean Charpentier, sociólogo rural.

¡El descubrir la “práctica-actitud” de la otra cultura lleva a descubrir la “práctica-actitud” de mi cultura!

¿Cuáles son los atributos de una y otra?

“Práctica-actitud” de las familias campesinas tiene a la “libertad” como su atributo distintivo. Lo expresan en “el decir” y en “el hacer”. Estamos ante una “práctica-actitud-liberadora” (*)

¿Cuál es el atributo de la “práctica-actitud” de la medicina oficial?

Las familias campesinas nos dicen reiteradamente: “Haciendo esto no tenemos que depender…” Parecería que aquí está la respuesta: Se trata de una “práctica-actitud-burocrática”, de hecho “dominante”.

Iván Illich describe las dimensiones clínica, social y cultural de las “iatrogénesis” (daño provocado por el médico y/o la medicina):

“La empresa médica moderna representa un intento de hacer por la gente lo que anteriormente su herencia genética y cultural le permitía hacer por sí misma” (**)

¿Estas “prácticas-actitudes-liberadoras”, en oposición a las “prácticas-actitudes-burocráticas”, son expresión de una activa resistencia al modelo dominante en su globalidad?

Quien ofrece, “se pone” en la “práctica-actitud liberadora” con una lógica distinta al dualismo soma/psiquis; energía/materia.

Se trate de hacer una infusión de hierbas o de preparar una cataplasma o efectuar un masaje, expresa que lo está haciendo pensando en la persona que lo va a recibir, rezando y “cargando de energía afectiva”.

Quien acepta recibir la “práctica-actitud” expresa su agradecimiento, da testimonio de los efectos agradables que le produce y es el cooperante activo de su propia recuperación de la salud.

Una invitación a reflexionar sobre nuestras “prácticas-actitudes”…en el trabajo, en la vida familiar, en las relaciones cotidianas…

Hasta la Victoria de la Vida Siempre! (PE)

(*)  El trabajo completo de investigación de estas prácticas se halla  en “Salud Solidaria, Nuevos Paradigmas en Salud a partir de Antiguas Sabidurías”; http://www.altaalegremia.com.ar/contenidos/salud_solidaria_nuevos_paradigmas_en_salud.html

(**) Illich, Y.; Némesis Médica, la expropiación de la salud, JM., México, 1978

SN 374/17

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s