“Tratamos el mismo asunto/orientales y argentinos”

Sepelio Liber Arce

Por Jorge Aníbal Cela

Buenos Aires

Al ver en las redes sociales fotos y videos de la represión indiscriminada de las fuerzas de seguridad a los manifestantes que querían acercarse al Congreso para expresar su repudio por la Reforma Previsional que no respetó ni siquiera a los familiares de los marinos del ARA San Juan y a los legisladores, me vinieron a la mente recuerdos de lo sucedió en el Uruguay poco más de medio siglo atrás.

En las movilizaciones estudiantiles por la sanción de la Ley Orgánica de la Universidad (proyecto de ley que había sido elevado para su tratamiento en junio de 1958) la represión de las fuerzas de seguridad alcanzó a legisladores de la oposición, donde el diputado del Partido Comunista Rodney Arismendi fue agredido a sablazos por un coracero de la Guardia Republicana.

Esta represión es uno de los componentes que llevó a que en las elecciones de noviembre de 1958 fuera derrotado el Partido Colorado y posteriormente asumiera el gobierno el Partido Nacional luego de 93 años de ostracismo político.

El Jefe de Policía de Montevideo, Coronel Alberto Mussio, consciente de ser uno de los responsables de la derrota, ofreció su renuncia pero el respaldo del líder de la 15, Luis Batlle Berres, lo mantuvo en el cargo hasta el cambio de gobierno.

Una década después y ante una crisis económica y social sin precedentes, en el transcurso de una manifestación estudiantil, el 12 de agosto de 1968 fue asesinado el estudiante Líber Arce por el Oficial Subayudante de la Policía de Montevideo Enrique Daniel Tegiachi (quien pocos meses después fue ascendido a Oficial Ayudante por su “brillante” desempeño en la ocasión).

El entierro del estudiante, el 14 de agosto, convocó a más de 250.000 personas y esa misma noche elementos parapoliciales que tuvieron la zona liberada produjeron destrozos en la Avda. 18 de Julio, que el gobierno de Jorge Pacheco Areco atribuyó a “manifestantes doloridos e indignados” por la muerte del estudiante.

En los hechos del jueves 14 de diciembre pasado en las inmediaciones del Congreso, jóvenes iracundos que de jubilados no tenían nada, produjeron actos de vandalismo que las fuerzas de seguridad no vieron o no quisieron ver y sectores oficialistas utilizaron para tratar de deslegitimar la protesta.

“Tratamos el mismo asunto/orientales y argentinos” dice Alfredo Zitarrosa en sus “10 décimas de saludo al pueblo argentino”.

Más allá de odiosas comparaciones, las luchas populares tienen en común la resistencia ante modelos sociales injustos por un lado y el accionar desmedido de las fuerzas del orden que cegadas por lo que parece un odio irracional hacia todo signo de oposición, arremetieron a sangre y fuego contra todo lo que se oponía a su paso.

Cualquier similitud entre el pasado y el presente es, como reza en películas y videos, pura coincidencia. + (PE)

Foto Sepelio del estudiante Liber Arce, Montevideo, 14 agosto de 1968

SN 450/17

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s