La Agonía De Los Bosques Del Mundo

Bosques

La deforestación avanza 13 millones de hectáreas por año, así se celebra el día internacional de los bosques

Los pulmones de la Tierra

Así se denomina a los bosques por su función relacionada con la producción de oxígeno y la captura del dióxido de carbono. Esto logra mejorar la calidad del aire que respiramos al purificar las capas bajas de la atmósfera.

El equilibrio entre los gases es fundamental para impedir el calentamiento del planeta. El reino de las plantas puebla la Tierra desde mucho antes de que el hombre levantara su imperio. Hoy en día, la deforestación disminuye la masa total de los bosques en 13 millones de hectáreas por año. Esta lenta agonía es la que llevan sufriendo sin descanso y la que, a pesar de algunos remedios, nadie consigue curar.

 Una fuente de vida y recursos

Los bosques son la asociación vegetal por antonomasia. Un cúmulo de vida que se organiza para albergar más vida. Y no son solo una fuente de alimento y cobijo, también actúan como filtro de agua dulce. Agua de la que se abastecen los grandes núcleos urbanos y con la que se engrasa la gran maquinaria de la agricultura y la industria.

Alrededor de 1.600 millones de personas dependen directamente de los bosques para vivir. La fertilización de la tierra y la oxigenación del aire son algunas de sus funciones imprescindibles. El equilibrio total del planeta depende de ellos y de la vasta diversidad que guardan en su seno.

El día para concientizar a la humanidad

De nada sirve felicitar a alguien si después no se le tiende la mano. Los bosques son un bien preciado y en cada continente existe una muestra distinta de este tesoro. Así como hay zonas que parecen recuperar parte de su superficie forestal, existen otras, como en Indonesia y Brasil, donde las pérdidas no dejan de crecer.

Los bosques alemanes han sufrido mucho desde los ochenta y todavía no se han recuperado. Los principales problemas de polución son el amoníaco, que se usa en la agricultura, y las emisiones de nitrógeno de la industria animal. El estiércol contamina mucho el aire y mata los bosques”, contó a DW Rudolf Fenner, funcionario forestal de la organización Roobin Wood.

Es un hecho constatado, a nivel mundial, que la deforestación es responsable directa de la emisión del 20 por ciento de los gases que producen el efecto invernadero. Esto confirma una relación estrecha con el calentamiento global que amenaza a todo el planeta.

Desde Nueva York, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha querido unir el lunes (21.03.2016) el Día Internacional de los Bosques con el Día Internacional del Agua, que se celebrará este 22 de marzo. Con esta unión quieren recalcar la influencia constructiva y recíproca que tienen ambos bienes, uno sobre otro.

Sin bosques no hay agua, sin agua no hay vida. (PE/El Grano de Arena)

SN 050/18

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s