El Obispo de Carrara

Obispo CarranzaPor Eduardo Rodríguez

Buenos Aires

Nuestras oligarquías vacunas de la pampa húmeda, en los tiempos de finales del 1.800 y comienzos del 1.900, edificaban sus castillos en el campo y en los pueblos, como signo de poder y distinción.

Y con tremendos celos y comparaciones, tratando cada uno de ser el mejor. Se veían en el primer mundo del momento aquel. Y lógicamente, de acuerdo a esa “creencia” usaban materiales de primera. Y el mármol de Carrara era signo de distinción y jerarquía. En escaleras, cementerios, donde sea. “Éste es mármol de Carrara” anunciaba a los visitantes de sus dominios. Inflaban el pecho.

Nuestra Iglesia, desde que toma el mando Francisco, le abrió la jaula al Paráclito que salió a revolotear por todos lados. Y se mete en los episcopados. Y parece que bastante entre nosotros. Y asi se dá en nuestros pagos, la aparición de un material de primera: “un obispo de Carrara, con sello de autenticidad. No es muleto, no es chanta, no es “imitación”. Un obispo de Carrara que no toca ni pisa habitualmente, los palacios de los mármoles de Carrara.

Al revés. Pareciera ser más “habitué” a los pisos de barro y bolsas de arpillera, como “felpudo de pobre”. Y además habla de los pobres y dice que: “no sólo hacen pensar, sino que piensan; no sólo despiertan sentimientos, sino que sienten; no sólo padecen injusticias, sino que se organizan y luchan contra ellasEn algunos contados casos, alguien que empezó desde muy abajo, alcanza un lugar de primera conducción; es el caso Lula. Aquellos que tienen estas responsabilidades, tienen que llevar adelante políticas públicas que partan desde los más pobres y vulnerables y desde allí alcancen a todos”.

(Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires, en la presentación del libro Lula – La verdad vencerá. Junto a Dilma Roussef.)

 Comentar algo más, está de más. Acá está todo dicho. El Carrara de piel y huesos, con fuerte presencia del Espíritu, entibia y caliente el frío mármol de palacios y los lleva como mármol caliente a entibiar la casa de los pobres que con los tarifazos, está fuera de carrera. El Carrara de piel y huesos, los “pone en Carrera”. (PE)

SN 147/18

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s