A riesgo de perder muchos amigos

Adolescentes Hijo en adopcionPor Germán Filippini

Buenos Aires

Desde Facebook

 A riesgo de perder muchos amigos, no quiero ser cómplice silencioso de la penalización del aborto. Por eso escribí esta toma de posición respecto a este debate.

A favor de la despenalización del aborto; a favor de la vida.

Los que piensan y/o juzgan que estar a favor de la despenalización del aborto y de la realización del mismo en los Hospitales públicos, es ser cómplices de un asesinato y estar en contra de la vida, se olvidan que para que haya un embarazo, es necesario que participe un varón. Por lo que si se decide abortar , es tan responsable como la mujer, o aún más
¡Que la mismas instituciones religiosas que los apañan, no tuvieron ningún problema en asesinar en nombre del Cristianismo, a millones de personas de los pueblos originarios de América y de África, en el mayor genocidio conocido por la Humanidad, para robarles sus tierras, su riqueza y su cultura; y que en muchos casos fueron cómplices de las dictaduras militares en nuestro país; como también, en su silencio, de los abusos sexuales de sus sacerdotes y pastores.

Esta Cultura machista del Patriarcado no puede reconocer el derecho a elegir su Vida, de las Hermanas mujeres. No pueden reconocer que en muchos casos los abortos son productos de embarazos por abuso sexual, casi siempre de un familiar cercano; engaño, desconocimiento o aún por una relación sexual que pudo ser ocasional o de una pareja, donde casi siempre el hombre “desaparece”, dejándole a la mujer la responsabilidad de la decisión de seguir o no con el embarazo y luego la subsistencia de ese nuevo ser. Como si fuese necesaria la participación de un varón, y toda la responsabilidad que ello conlleva, en la gestación de una criatura.

Por lo que no se trata de una discusión del momento en que hay vida. Se trata de una lucha que está dando el patriarcado para defender sus privilegios de milenios de años.

Se olvidan que su Maestro, que también es el mío, les contestó a los escribas y fariseos que le preguntaban “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres”. Pero el Maestro les contestó “aquel de vosotros que esté libre de pecado que le arroje la primera piedra”; y ellos, uno a uno se fue retirando; por lo que dirigiéndose a la Mujer le dijo “donde están, ¿nadie te ha condenado?” Ella respondió “Nadie Señor.” Jesús le dijo “Tampoco yo te condeno……” (Evangelio según San Juan, cap. 8).

¿Quienes somos los Hombres para juzgar y condenar a una Mujer en esta terrible decisión de dar o no a luz un hijo no deseado? ¿Qué sabemos de las circunstancias que están atravesando estas mujeres, muchas veces niñas, o adolescentes…, cuáles son sus sueños, sus proyectos de vida? ¿Cuáles son sus miedos, cuán acompañadas están, sostenidas y amadas?

Apoyo a nuestras Hermanas Mujeres en esta lucha contra los privilegios del patriarcado, que está alumbrando una nueva sociedad más justa y solidaria para la Humanidad toda.
Pero aún, si el patriarcado lograse seguir penalizando el aborto, al menos no seamos hipócritas; que la ley penalice a Padre y Madre por igual. Ambos son responsables del mismo. + (PE/Facebook)

SN 272/18

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s