Peor de lo que se preveía

Catastrofe

Por Anibal Sicardi

Bahía Blanca

Lo que pasó ayer, 29 de agosto, superó los pronósticos más truculentos.

Puede defenderse las predicciones que en algún momento explotaría y que ahora ocurrió.

Era evidente esa circunstancia.

Sin embargo, el impacto visual de un presidente que sale a dar la gran noticia que recuperaría la confianza, con su habitual soberbia, y que el mercado le patee el trasero no recuerdo haberla visto.

Además, esa patada le llego en pocas horas. No le dio descanso. Para colmo, La Nación de hoy (día 30) informa que esa decisión, de que hable el presidente fue conversada y consensuada por los de mayor confianza del Gabinete. Es decir, no fue una salida del propio Ejecutivo, sino que fue colocado allí y como títere obedeció.

Así que la burrada fue colectiva, pertenece el Gran Gabinete. Y me atrevo a utilizar ese adjetivo, burrada, porque fue la reacción generalizada de los comentaristas de cualquier sector de la sociedad.  El exministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat Gay, catalogó con fuerza inesperada y con un término tan habitual en esos círculos: “esta economía es un quilombo”

En este desbole llamó la atención que la mayoría de la oposición clarificada tuvo lenguaje adecuado (o no, no se) para afirmar y reclamar que no se trata de cambios de personas sino de cambio de orientación. Junto con ello, repiten, que esperan que el Gobierno cumpla con el proceso constitucional.

La parte preocupante es que al preguntársele a esas personas si pueden pronosticar que ocurrirá hoy, día 30, levantan los hombres y pronuncian las palabras repetidas “Y qué se yo como reaccionaran”

Justificada esa reacción porque hay acuerdo de la inutilidad que tienen los CEOS para gobernar, excepto que busquen la catástrofe total,

De quien esto escribe preocupa muchísimo lo que está escondido, aunque no tanto, que desde los actuales Gobernantes exhumen un destrato y crueldad increíble hacia la población. Y eso es jodido.

Cada vez más se hace necesario afirmar que para ellos la población es una  herramienta para promover y acorazar su situación personal y de clase social.

Evidente, si estamos como el Titanic yendo directamente hacia un choque y hundimiento del barco del país, ellos no estarán entre los hundidos.

Su dinero está fuera del país.

Su corazón está en otro lugar y no en Argentina. Horrible. + (PE)

SN 310/18

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s