¿Manos Limpias?

manos-limpias-280x177

Por Gerardo Oberman

Argentina

Hay manos que se preocupan
por la pureza
con que pretenden adornar
sus propias vidas
intrascendentes:
pureza de apariencia,
moral de ocasión,
bondad selectiva,
tibieza de centro.

Manos que saludan
tradiciones enmohecidas,
que repiten gestos vacíos,
que se lavan
cualquier compromiso
con las necesidades de otros
y otras.

Manos que no ayudan,
que se esconden de la
solidaridad,
que han olvidado la calidez
del abrazo
y el poder de una caricia
que sana.

Manos que adulteran,
que manipulan,
que visten la maldad
de inocencia,
manos orgullosas e impunes,
manos que tocan sin respeto,
codiciosas, avaras.

Manos que agreden,
que lastiman,
manos engañosas:
limpias por fuera, pero sucias
en sus acciones.

Manos envidiosas,
ávidas de contactos
impropios,
deseosas de poseer lo que no
es suyo.

Manos que avanzan
Inescrupulosas
sobre los cuerpos,
sobre las vidas,
sobre las dignidades,
sobre las libertades de personas, de pueblos.

Manos que arrebatan sueños,
que roban esperanzas,
que hipotecan presentes
y futuros.

Manos que votan cambios
que atrasan,
manos que firman la muerte
de los derechos,
manos que nunca aprendieron
a escribir: justicia,
manos que nunca saludarán
la paz, manos oscuras, sin luz.

Por menos manos de pulcra
apariencia.
Por más manos enlodadas
de sensibilidad,
capaces de construir los
mundos nuevos
desde el suelo del amor y la
solidaridad. + (PE)

Cf. Marcos 7:1-23

Tomado desde  Lupa Protestante

SN 315/18

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s