Tres caravanas de migrantes rumbo a Estados Unidos

Emigrantes 181101

Hace apenas unos días que la primera caravana migrante ingresó a México con destino a Estados Unidos, cruzando por gran parte del territorio mexicano. Durante esos días, se registraron dos muertes de forma lamentable.

La segunda caravana conformada por alrededor de 1000 personas, entre menores de edad, mujeres, hombres y adultos mayores, ya está cerca de México.

Planean unirse a otro grupo de gente de igual cantidad, para cruzar juntos la frontera de Guatemala con México. Se concentraron en la Plaza Salvador del Mundo de la capital San Salvador, de El Salvador, y avanzaron hacia la frontera La Hachadura, ubicada en el departamento occidental de Ahuachapán que conecta El Salvador con Guatemala.

Se espera que esta segunda caravana migrante crezca a lo largo del recorrido, pues se sabe que mucha gente además de los que ya partieron de sus países natales, planean avanzar a México para después cruzar a Estados Unidos.

A diferencia de la primera caravana migrante, ésta va siendo “cuidada” por Policías Nacional Civil, según informó el subcomisionado Otto Urrutia. También, van con ellos equipo de emergencias médicas, por si llegan a necesitarla.

Emprenderán un viaje de aproximadamente 4000 kilómetros a pie. Su recorrido empezó hace tres días y pretenden llegar a Estados Unidos, a pesar de los riesgos que esto implica y de las advertencias del presidente Trump de no dejarlos ingresar a territorio estadounidense, pues en la frontera con México, ya hay 5200 soldados esperando a los migrantes de la primera caravana.

Esta segunda caravana, fue convocada a través de redes sociales y está conformada por personas de diferentes localidades, entre ellas, Cuscatlán, Quetzaltepeque y Apopa.

Una vez llegados a Guatemala, cruzaran a México para seguir con su larga travesía e intentar cruzar al país estadounidense..

Los principales motivos que orillaron a todas esas personas a salir de su país de origen, es la falta de oportunidades, la pobreza y la inseguridad.

La tercera caravana de unos 300 migrantes son originarios de El Salvador, quienes salieron de su país el pasado 28 de octubre y entraron a México por el puente internacional Rodolfo Robles. El cónsul de su país los convenció de que solicitaran refugio.

A diferencia de las otras dos caravanas que han ingresado al país y que en conjunto suman alrededor de 10 mil migrantes originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala

Isolda Solís, originaria de San Salvador, caminó con su hijo de tres años los dos kilómetros que conforman el puente Rodolfo Robles. En su país trabaja en el servicio doméstico. Migra porque el recurso que obtiene por esa labor, no le permite mantener a su hijo. Sus tías y primas viven en Estados Unidos y ella espera unirse a ellas.

Con pasaporte en mano, hizo fila para entrar por la garita que el INM (Instituto Nacional de Migraciones), México, tiene instalada en el puente fronterizo. Va a solicitar refugio. “El cónsul –de El Salvador, Enrique Azúcar Hernández- nos fue a ver al parque de Tecún Umán –ciudad guatemalteca fronteriza con México-. Nos recomendó que solicitáramos refugio porque no hay otra forma de entrar a México”.

Sin embargo, dijo que su expectativa no es permanecer en este país. “Aquí solo es un paso, ¿me entiende? Nosotros nos vamos pal´ norte, nos vamos pal´ norte. No nos pensamos quedar aquí”.

Los migrantes de El Salvador tienen diferentes esperanzas. Juan Simón, un señor de 56 años, tiene afectado el riñón y necesita una intervención quirúrgica. “En mi país no tengo atención médica, yo lo que quiero es ver si en México hay médicos que me puedan ver. Si hay en México aquí me quedo”.

Durante el pasado martes, unos 300 migrantes de la caravana de El Salvador solicitaron el estatus de refugiado para poder entrar a México. De acuerdo a cifras del INM, 1,895 se habían inscrito al programa “Estás en tu casa”, con el que el gobierno mexicano intenta hacer un frente de contención al éxodo de migrantes centroamericanos.

Sin embargo, la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político solo contempla que este beneficio es para quienes tienen el “temor fundado” de que su vida corre peligro por actos de persecución derivados de la opinión política, religión, raza, género o nacionalidad. La mayor parte de los actuales solicitantes no tienen esta condición. +(PE/Nodal)

SN 406/18

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s