PACTO DE LA ONU SOBRE LAS MIGRACIONES: ¿COMIENZA LA MUNDIALIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES?

Ocho mil manifestantes en Paris, veintitrés mil en Francia: primeras escenas de violencia en los Campos Elíseos.

Caravana de inmigrantes hacia los EE.UU: desde San Salvador hasta Honduras el 31 de octubre.

Censurado por algunos, el pacto de la ONU sobre las migracionesse firmará en diciembre. El texto señala la necesidad de poner en marcha políticas que favorezcan las migraciones, factores de “prosperidad” y dedesarrollo permanente.

El “Pacto mundial para que las migraciones sean seguras, ordenadas y regulares” que será aprobado el 10 y 11 de diciembre en Marruecos por los Estados miembros encuentra cada vez más desconformes a medida que lafecha de su firma se aproxima. Pero ¿cuál es el contenido de ese pactoelaborado en el seno de la ONU? ¿Se quiere acaso que sea “no necesario” para los países firmantes?

Jean Paul Gurevicht afirma que el pacto de la ONU es “vacuo e inaplicable”

Se basa en primer lugar sobre la constatación de que los migrantes y los refugiados gozan “de las mismas libertades y de los derechos universales del hombre” pero que solo los refugiados reciben los beneficios de la protección internacional que define el derecho internacional de los refugiados. El pacto mundial concierne a los migrantes y parte del principio de que ningún Estado puede resolver individualmente el problema de las migraciones, establece lo que califica como “marco de cooperación” para administrar todos los aspectos.

La ideología en que se fundamenta el texto es muy clara: en tiempos de mundialización, la ONU ve en las migraciones un factor de“prosperidad, innovación y desarrollo durable” y desea en consecuencia poner enmarcha un mejor manejo con el objeto de “optimizar sus efectos positivos”

Con el objetivo de que las “migraciones beneficien a todos”, se han fijado 23 objetivos. Detallando las medidas necesarias para lograrlos. Sehallan presentes, en el objetivo 9 especialmente, medidas tendientes a protegera los inmigrantes, particularmente referidas a fortalecer la luchatransnacional contra el tráfico de migrantes o como consta en el objetivo 10que busca eliminar la trata de personas.

Alentar la inmigración más que controlarla

Pero el texto incluyemuchos otros aspectos que tienden a incentivar la inmigración más que acontrolarla. De modo que en el objetivo 5, los firmantes se comprometen agenerar opciones y condiciones regulares de migración, accesibles y más sencillas “para facilitar la movilidad de la mano de obra” Un aspecto que reaparece en varios lugares y ocupa la centralidad del pacto: el objetivo 18 convoca a los Estados a encontrar soluciones para “facilitar el reconocimiento recíproco de las calificaciones y las competencias de los trabajadores migrantes”

¿Detener las migraciones o mantenerlas?

El texto se apoya además en la necesidad de poner en marcha políticas globales que favorezcan la plena integración de los migrantes y la cohesión social. Y defendida así la idea de las sociedades inclusivas o en que la escuela está en el “centro de los programas comunitarios”. se han incorporado ciertos útiles para que los migrantes puedan convertirse en miembros activos de la sociedad.

Para ayudarlos el pacto solicita a los Estados que organicen el “reagrupamiento familiar” y la provisión de los mismos derechos a la previsión social y a los servicios sociales que a los nativos. El mercado de trabajo no debe apartarse de la reglamentación y promover en cambio “la plena participación de los trabajadores migrantes en la economía formal”

“ Impulsar la evolución de la forma en que se perciben actualmente las migraciones”

Aunque aún no haya entrado en vigor, la ONU es consciente de que la ideología que defiende su pacto corre el riesgo de omitir a una parte de la población. Es esa la razón por la cual en el objetivo 17 los firmantes se comprometen a “eliminar todas las formas de discriminación y alentar un debate público basado en el análisisde los hechos con el objeto de impulsar un cambio en la forma en que se perciben las migraciones”.

Los Estados deben en consecuencia “condenar y oponerse a los actos de racismo o aún más de intolerancia hacia los migrantes, tanto por lavía judicial como ejerciendo controles de información. De modo a serresponsables de promover una “información independiente, objetiva y de calidad inclusive en internet.

¿Cómo lograrlo en un Estado en el que existe libertad de prensa? “Sensibilizando a los profesionales de los medios con relación a temas vinculadosa la migración y a la terminología referente, incorporando normas deontológicaspara el periodismo y la publicidad y dejando de aportar fondos públicos a losmedios que difunden la xenofobia, el racismo y toda otra forma dediscriminación hacia los migrantes” exige el pacto sin pestañear. Pero manteniendo, ciertamente en todo “el pleno respeto a la libertad de prensa”

Los Estados Unidos, Israel y varios países europeos toman distancia de este texto

Luego de que EEUU, lo considerara rápidamente “incompatible” con su política migratoria y con susoberanía nacional, varios estados europeos anunciaron que no lo firmarían. Hungría con su primer ministro Viktor Orban ha calificado como “peligroso” un acuerdo que alienta el flujo de personas

Hungría se muestra preocupada por la atenuación de “la distinción entre migrantes legales e ilegales” que plantea y se alarma porque en el futuro se pueda instalar un nuevo derecho internacional obligatorio “oque pudiera ser interpretado como tal”. La República Checa, Bulgaria y Polonia han anunciado ante la ola de anuncios difundida que tomarán distancia de dichopacto.

En Bélgica y Alemania los grandes partidos políticos se han opuesto firmemente complicando la tarea de los gobiernos que están de acuerdo.Últimamente ha sido Israel quién a través de su primer ministro Benjamin Netanyahu que ha declarado que no firmará ese texto, reafirmando “su compromisode vigilar sus fronteras contra la llegada de migrantes ilegales”

En Francia Emanuel Macron es por su parte un ardiente defensor del pacto, como lo declaró en su reciente visita del 20 de noviembre a Bélgica:“Francia lo apoya claramente.

Existen otros debates en Europa (…) sobre los que llamo la atención de todos con relación a las contra-verdades que pueden llegar adecirse sobre este tratado” declaró en un lapsus por lo menos incómodo, paraagregar inmediatamente; “Finalmente este texto no es obligatorio porque no se trata de un tratado vinculante. Las soluciones que propone van exactamente enla misma dirección que los valores europeos y los intereses de Europa” * (PE/ElGrano de Arena)

Traducción Susana Merino

SN 454/18

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s