El Presidente de Uruguay destituyó al comandante del Ejército y a todos los generales de los tribunales de Honor

El comandante en jefe del Ejército, José González; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (ESMADE), Alfredo Erramún, fueron destituidos por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, quien solicitó además la venia al Senado para el pase a retiro obligatorio de cuatro generales que integraron el Tribunal de Especial de Honor y el Tribunal de Honor de Alzada.

 Presidencia decidió cesar al comandante en Jefe del Ejército, José González, y al Jefe del Estado Mayor de la Defensa,  Alfredo Erramún, quienes pasarán a retiro obligatorio.

A la vez, el gobierno determinó requerir la venia correspondiente de la Cámara de Senadores para promover la situación de pase a retiro obligatorio de los generales: Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, al amparo de lo dispuesto por la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.

La decisión de Vázquez ocurre horas después de que se conoció parte del contenido del acta del Tribunal de Honor militar que indagó a los militares en situación de retiro: Jorge Silveira, Ernesto Ramas, Gilberto Vázquez, Luis Maurente y José Nino Gavazzo por violaciones a los derechos humanos en dictadura.

En dicho marco, Gavazzo reconoció que en 1973 arrojó al río Negro el cuerpo de Roberto Gomensoro, detenido y torturado hasta la muerte en el Grupo de Artillería 1.

“Yo lo cargué al vehículo, yo manejé al vehículo, lo llevé al lugar, lo bajé, lo puse en un bote y lo tiré del bote. Yo solo”, expresó Gavazzo, según dio a conocer El Observador.

Por su parte, Silveira expresó ante el mismo Tribunal que Gavazzo fue el responsable por la muerte de Gomensoro, y de otro detenido en el Grupo de Artillería Nº 1 (Eduardo Pérez Silveira), así como de la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Dicho Tribunal estuvo integrado por: José González (quien había asumido como comandante en jefe del Ejército el pasado 18 de marzo, en sustitución de Guido Manini Ríos), Alfredo Erramún (quien asumió el 1º de febrero) y Gustavo Fajardo (comandante de la División de Ejército IV desde el 2 de febrero de 2018).

En ese marco, el ex comandante en jefe del Ejército Manini Ríos, fue destituido por Vázquez el pasado 12 de marzo, por haber realizado “graves cuestionamientos al Poder Judicial”, en referencia a militares procesados por violaciones a los derechos humanos en dictadura, actitud que resulta “absolutamente incompatible con el cargo en que venía desempeñándose”.

Comunicado de Presidencia de la República

“El Señor Presidente ha adoptado en el día de la fecha las siguientes decisiones:

  1. Cesar al Comandante en Jefe del Ejército, Gral. de Ejército José González, quien pasará a retiro obligatorio;
  2. Cesar al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Gral. de Ejército Alfredo Erramún, quien pasará a retiro obligatorio;
  3. Requerir la venia correspondiente de la Cámara de Senadores para promover la situación de pase a retiro obligatorio de los Generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, al amparo de lo dispuesto por el artículo 192 literal G) del Decreto Ley 14.157 – Orgánico de las Fuerzas Armadas, en la redacción dada por la Ley 19.189.

Los nombrados integraron el Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores N° 1 del Ejército Nacional que juzgaron sucesivamente las conductas de Jorge Silveira Quesada, José Nino Gavazzo Pereira y Luis Alfredo Maurente Mata.

El expediente administrativo referido al contenido de los fallos emitidos, fue puesto a consideración de la Presidencia de la República a los efectos de pronunciarse sobre la homologación o no de dichos fallos.

El 12 de marzo de 2019 se emitieron los actos administrativos correspondientes, haciéndose constar en ambos pronunciamientos la discrepancia con los fallos del Tribunal Especial de Honor, habida cuenta que los mismos, entre otras cuestiones, planteaban la lógica de cuestionar al Poder Judicial, intentando socavar su prestigio, contrariamente a lo que es valor entendido en un Estado de Derecho, donde todos deben respetar los fallos judiciales, no sólo por su valor jurídico, sino por su innegable trascendencia social.

El mismo 12 de marzo, el Poder Ejecutivo cesó al ex Comandante en Jefe del Ejército, General de Ejército Guido Manini Ríos, en virtud de las apreciaciones que vertiera al momento de elevar los fallos, entendiéndose que su actitud resultaba absolutamente incompatible con el cargo en que venía desempeñándose, a cuyo efecto se libró un detallado Comunicado que fue publicado en la página web de la Presidencia de la República.

Como consecuencia de la difusión pública de declaraciones vertidas al Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores N° 1 del Ejército Nacional que juzgaron las conductas de Jorge Silveira Quesada y José Nino Gavazzo Pereira, en el día de la fecha se solicitó con carácter urgente al Ministerio de Defensa Nacional los antecedentes de las actuaciones de dicho Tribunal Especial de Honor.

El Ministerio de Defensa Nacional, de inmediato elevó el Expediente, haciendo constar que, como consecuencia de los actos administrativos dispuestos el  12 de marzo de 2019 por el Poder Ejecutivo, la Secretaría de Estado tenía en curso varias acciones, entre las que se encontraba pendiente la puesta en conocimiento de los hechos a la Fiscalía General de la Nación.

El Señor Presidente de la República ordenó la inmediata remisión a la Fiscalía General de la Nación, de los testimonios vertidos por José Nino Gavazzo Pereira, Jorge Silveira Quesada y Luis Alfredo Maurente Mata en el curso de la investigación llevada adelante por el Tribunal Especial de Honor, lo que fue cumplido.

Según surge de las declaraciones vertidas por indagados en el fuero mencionado, existen hechos confesados, entre ellos por José Nino Gavazzo Pereira, que constituyen delitos, advirtiéndose sin embargo, que el Tribunal de Honor y el Tribunal de Honor de Alzada, omitieron en forma deliberada cumplir con el mandato disciplinado en el artículo 77 del Decreto 55/985, que dispone “cuando el Tribunal de Honor intervenga en cualquier asunto en el que exista la presunción de un delito, común o militar, su Presidente comunicará de inmediato al Superior que corresponda suspendiendo las actuaciones del Tribunal, hasta tanto el Superior se pronuncie”.

La grave omisión también afecta al ex Comandante en Jefe del Ejército, que conociendo o debiendo conocer la consecuencia de la presunción de un delito, omite dar curso a la denuncia pertinente;  y aún omite denunciar dicho hecho al Ministro de Defensa Nacional cuando el 13 de febrero de 2019 elevó las conclusiones, con las consideraciones que derivaron en su cese.

En consecuencia, las resoluciones adoptadas hoy, con la conformidad de la unanimidad de los integrantes del Consejo de Ministros, guardan correspondencia con las omisiones señaladas.

Montevideo, 1° de Abril de 2019.” (PE/La República)

SN 213/19

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s