Sinceramente, épico acontecimiento social

Por Aníbal Sicardi

Bahía Blanca

Llovió. Y mucho. Desde lo temprano del jueves se sabía que iba a cumplirse el pronóstico meteorológico.

 Los chats y mensajes se cruzaban proponiéndose los lugares de encuentro Otros avisaban que ya habían llegado desde el interior. Ninguno ni ninguna atinó sugerir de no ir. Como aquel año del 40 había que cruzar el Riachuelo. Ahora con los botes convertidos en creativos y hermosos paraguas donde el celeste y blanco resaltaba con alguna leyenda y mencionaban de dónde venían. Se vio numerosos de Moreno.

Los negros abstractos para lluvia se transformaron en elementos identificatorios de una gesta, épica, inusitada, sorprendente, que llevaba impresa el coraje de soportar maltratos y que ese jueves volvieron a decir Presente afirmando que nunca dijeron ausente.

Cristina presentaba su libro en la Feria del Libro. Con sus tics de acomodarse el pelo, desgarbado, suelto, libre, resalto que por primera vez la Feria del Libro era presidida por una mujer, tenía una presidenta, María Teresa Carbano, y que en ese momento estaba otra mujer presentando su libro, lo que no era poca cosa en estos tiempos.

Tardo unos segundos para acomodarse a su estilo de establecer una conversación con los y las miles de presentes, adentro y afuera del recinto. Y también, los millones que estábamos frente a la pantalla nos encontramos conversando con la oradora como si estuviéramos en la cocina tomando mate.

Así, de repente nos vimos retratados cuando dijo que ““Yo no creo en los neutrales, se habrán dado cuenta” y si, para eso están los de otros países pero nosotros y nosotras somos incorregiblemente apasionados  /profundamente argentina/ confesó.

Escarbó un poco más y brindó luz sobre aquello que guardábamos como secreto “no creo en sociedades maravillosas y perfectas” espetó, así como al pasar. “Ah -nos dijimos-no es pecado creer que no somos infalibles!!!” Y al devolver el mate explicó que el libro Sinceramente “era una interpelación”, una herramienta para la discusión pero “ lejos de plantear enfrentamientos o peleas” es para ayudarnos a”entender y comprender” el difícil  mundo que vivimos porque si no entendemos ni comprendemos no podremos encontrar las respuestas..

Textualmente “Tenemos que analizar qué cosas operan para que en una sociedad pasen estas cosas, sin enojarnos unos con otros. Tratar de comprender, de entender, para después resolver. Es imposible resolver bien si no se entiende, si no se comprende, la magnitud, la densidad y la profundidad de los problemas.”

Con tranquilidad y emoción fue comentando algunos otros hechos, como “el Pacto Social de Perón y José Bel Gelbard, un gran dirigente empresario” acompañándolo con la propuesta de que ““Va a ser necesario algo más, un contrato social de todos los argentinos y argentinas, con metas verificables, cuantificables, exigibles”

Fue en el momento que el cebador se levantó yendo hacia la pileta de la cocina para cambiar la yerba. En ese instante nos dio la oportunidad de silenciar un poco la cabeza y mirar a quien hablaba. Allí fue que percibimos que era una persona. Una más entre otras. No era alguien que venía a darnos la premisa sino una personas que nos decía ”Miren yo estoy en esta y quiero compartirlo”  

Y siguió de esa forma. Y yo segui atrapado por la sensación de que tenía una persona enfrente mío. Y en un momento, casi al final, Cristina agarró la caja de fósforos, que estaba en la mesada, tomó uno de esos elementos de madera imperdurable y lo prendió. Me pareció ver que alguien le acercó una vela La encendió y dijo

“Quería contarles por qué razón había decidido en diciembre, con tanta antelación, presentar el libro hoy 9 de mayo. Hoy hace 44 años que en La Plata, en el Registro Civil 1 de calle 41, Néstor y yo nos casábamos (…) Se lo dedico a él pero no como político, ni como presidente o estadista, Néstor no lo necesita, él ya está en la historia. Yo se lo quería dedicar a él como mi compañero, al Néstor hombre, al Néstor padre de nuestros hijos, porque él se lo merecía…”

Genial. Es una persona. Cercana. “No vive en una burbuja Por eso la queremos” dijo una señora entrada en edad al ser entrevistada por la tele. Todos y todas entendieron bien cuando Cristina agradeció la increíble aceptación de su libro confesando que había sido como “una caricia” para ella. Y entendieron bien que solo quien acaricia puede decir algo así.

 Repasar las imágenes televisivas para  ver los rostros de la gente escuchando y comentando sobre Cristina, es un acto de visibilización de la humanidad de quienes nunca dejaron de lado la esperanza ni van a traicionar a quien aman. Un jueves épico.+ (PE)

Foto Página 12

SN 278/19 

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s