Entrevista a Dora Barrancos

La ampliación de derechos de las mujeres

Por Víctor Sabanes

Buenos Aires

En el período correspondiente a los gobiernos peronistas se sancionó la ley que admitió el derecho al voto de las mujeres, sin embargo, la lucha de los movimientos feministas provenía desde principios del siglo XX. Para comprender un poco más, consultamos a una especialista en la historia del feminismo.

¿Por qué te interesaste en el estudio de la sociología y la historia del feminismo?

Desde muy chica tuve una enorme curiosidad por el conocimiento y la historia y la sociología me ayudaron a encauzar ese interés. Me importaba conocer el presente y el pasado de la interacción humana, por eso, una vez que terminé mi carrera como socióloga hice estudios doctorales en historia. Desde allí, estudié la educación y la cultura entre las clases trabajadoras y analicé los movimientos revolucionarios de principios del siglo XX. A fines de la década 1970, la historia social me llevó a investigar la historia de las mujeres y las relaciones de género. Las relaciones jerárquicas que produce el patriarcado corresponden a una malla intrincada de carácter sociocultural. Mi compromiso por terminar con las relaciones patriarcales y obtener la equidad entre los géneros, tiene muchísimo que ver con las cuestiones que investigué como historiadora.

¿Por qué considerás que se incorporó el derecho del voto de las mujeres recién en 1947?

Ecuador, Brasil, Cuba y Uruguay fueron las primeras naciones latinoamericanas en las que las mujeres conquistaron el derecho al voto -aunque en Ecuador y Brasil el voto era calificado-; luego le llegaría el turno a la Argentina. En todas partes habían surgido movimientos feministas que reclamaban, entre otros derechos, que las mujeres obtuvieran la ciudadanía en igualdad con los varones. En tanto, en la Argentina, el Partido Socialista fue el primero y más insistente impulsor del voto femenino.

Los debates entre las fuerzas políticas demoraron la conquista del sufragio. Finalmente, fue Evita la que propició la sanción del voto de las mujeres en septiembre de 1947.

¿En qué medida se modificó el rol de las mujeres en la política y en la sociedad, a partir de esa época?

La Argentina registró, a fines de la década de 1940, el ingreso masivo de las mujeres a la arena política. Sin duda, la población femenina en nuestro

país estaba sintonizada con “lo político” y podrían darse numerosos ejemplos de las sensibilidades politizadas de las mujeres a lo largo de los tiempos. Pero la conquista del voto fue un paso fundamental para la ciudadanía y el reconocimiento de la militancia en las fuerzas partidarias, aunque este último aspecto demoró un poco más.

Debe reconocerse al peronismo como el movimiento que más mujeres incorporó a la vida parlamentaria en la primera ocasión de voto, en 1951, pues representaron más del 25%, proporción inédita no solo en América Latina.

El voto fue una contribución notable para ganar reconocimiento en el campo de la política y, a su vez, aumentó la visibilidad de las mujeres como ciudadanas, ya que ingresaron a actividades económicas antes reservadas a los varones, pudieron estudiar en disciplinas esquivas y se hicieron escuchar aun en ámbitos muy renuentes a los derechos femeninos.

¿Qué novedades presentan los movimientos que luchan en favor de la ampliación de los derechos de las mujeres en nuestro país?

Con la democracia surgieron numerosos movimientos feministas gracias a los cuales se ampliaron muchísimo los derechos de las mujeres.

Se comenzaron a combatir todas las formas de violencia, se modificaron los Códigos Civil y Penal y se consiguió la ley de cupo femenino.

Un hito importante se produjo en 1986, cuando se iniciaron los Encuentros Nacionales de Mujeres, que permitieron el intercambio de opiniones y la acción en procura de mayores libertades, como la legalización del aborto. En 2015, se constituyó el movimiento “Ni una menos”, como reacción a los femicidios y cualquier forma de violencia ejercida contra las mujeres.

Hoy, asistimos por primera vez en la historia de nuestro país a feminismos populares extensos, al fenómeno de la masividad y a una recomposición de las orientaciones de la sexualidad. Los nuevos movimientos están compuestos en su enorme mayoría por mujeres muy jóvenes que no están dispuestas a vivir sometidas a los poderes patriarcales. + (PE)

Perfil Dora Barrancos

Es licenciada en Sociología (Universidad de Buenos Aires), master en Educación (Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil) y doctora en Historia (Universidad de Campinas, Brasil). Además, es Directora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en representación de las Ciencias Sociales y Humanas y Directora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de Facultad de Filosofía y Letras (UBA). Entre sus libros se destacan Inclusión/exclusión. Historia conmujeres; Mujeres en la sociedad argentina. Una historia de cinco siglos y Mujeres, entre la casa y la plaza.

Nota redacción Dora Barrancos proviene de la Iglesia Valdense

Entrevista originada y publicada en la serie Avanza, Sociales 7, de Kapelusz

SN 348/19

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s