La Iglesia llevó su preocupación por la pobreza

Macri recibió a la conducción del Episcopado en la Casa Rosada

Por Washington Uranga

Buenos Aires

El Presidente les pidió a los obispos su colaboración para mantener la paz social y prometió reforzar la asistencia alimentaria para los sectores carenciados.

El encuentro celebrado ayer en la Casa Rosada entre Mauricio Macri y la Comisión Ejecutiva del Episcopado encabezada por su presidente, el obispo Oscar Ojea, sirvió para intercambiar puntos de vista entre un gobierno en crisis política, por un lado, y la jerarquía católica preocupada por la situación social y atenta a la coyuntura que plantea el proceso electoral, por otra.

En un clima que ambas partes consideraron “cordial” entre interlocutores que se conocen de antemano, durante aproximadamente una hora el diálogo giró en torno a temas generales, no hubo comentarios explícitos sobre el resultado reciente de las elecciones primarias, aunque sí referencias a las consecuencias que los comicios provocaron tanto en la situación social como en el clima político general.

“Se hizo un repaso de la situación actual después de las elecciones” dijo el Secretario de Culto Alfredo Abriani, quien participó del encuentro. El mismo funcionario admitió que Macri le pidió a los obispos que colaboren en el mantenimiento del diálogo y la paz social y se comprometió a reforzar la asistencia alimentaria para quienes más lo necesitan.

Sin hacer señalamientos concretos, los obispos insistieron en la importancia de que el proceso electoral no aleje la mirada de los problemas de los más pobres, algo que también reflejó el Episcopado en el comunicado emitido tras el encuentro: “La Comisión Ejecutiva expresó al Presidente la necesidad de buscar soluciones a la grave crisis del momento actual, más allá del desarrollo del proceso electoral”.

El parte oficial de la Casa Rosada expresa que “el Presidente asumió el compromiso de seguir trabajando por la unión y la paz de los argentinos y, en ese sentido, pidió la colaboración de la Iglesia, que es un actor fundamental para ayudar a la cohesión social”.

La preocupación por el momento social estuvo muy presente en la reunión de la Comisión Permanente del Episcopado que se celebró la semana anterior, donde obispos de todo el país presentaron testimonios de la realidad que se está viviendo en sus territorios.

Tanto Ojea como los otros miembros de la presidencia vienen transmitiendo esta inquietud a todos los interlocutores con los que se reúnen. Así se lo expresaron hace unos días al candidato del Frente de Todos (FdT), Alberto Fernández, pero también se lo han manifestado a los numerosos dirigentes políticos con los que se vienen reuniendo en días recientes.

El obispo Ojea es quien ha mantenido la mayor cantidad de contactos con referentes políticos. La vicepresidenta Gabriela Michetti y el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el FdT, Axel Kicillof, estuvieron entre otros incluidos en su agenda de conversaciones recientes.

Ayer en la Casa Rosada el presidente Macri estuvo acompañado por Marcos Peña, Jefe de Gabinete y por el Secretario de Culto de la Nación, Alfredo Abriani. Junto a Ojea concurrieron el vicepresidente primero del Episcopado, cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires, y el obispo Carlos Malfa, Secretario General de la Conferencia Episcopal.

Insistiendo en la línea de pensamiento que vienen expresando los obispos subrayaron ahora que “el diálogo siempre es importante”, pero remarcaron también la importancia de “expresar el respeto por el otro como conducta” y de “enriquecer la búsqueda de prioridades que lleven a caminos auténticos de amistad social”.

Desde la Iglesia agradecieron la invitación hecha para la reunión que, si bien tuvo como interlocutor al Presidente, los obispos ubican también dentro de la ronda de entrevistas que vienen realizando con todos los candidatos presidenciales. De allí el señalamiento acerca de que “en este tiempo es necesario que se pueda mirar más allá de la coyuntura, y que la campaña electoral no impida poner la mirada en las necesidades urgentes de muchos ciudadanos”.

Ni de una parte ni de la otra hubo referencias al papa Francisco. En la reunión los obispos pidieron que en “este tiempo se trabaje especialmente por el bien común y privilegiando a los pobres” y, según los manifestó Alfredo Abriani al término del encuentro, en la oportunidad Macri reafirmó su objetivo de “cuidar a los argentinos”. + (PE/Página 12)

Foto Obispo Oscar Ojea

SN 424/19Final del formulario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s