La Biblia y las espadas de los pseudo evangélicos.

Por Aníbal Sicardi +

Bahía Blanca

Lo que aconteció en Bolivia volvió a resignificar la Biblia al colocarla junto a las espadas de pseudos evangélicos que rehabilitan la conquista de hace 500 años.

Al relacionase con la caliente situación del Bolsonaro brasileño, abundó el comentario sobre el nuevo surgimiento de los evangelistas o evangélicos en Latinoamérica y Caribe. Pero no es así. Este aparecimiento de iglesias y movimientos evangelistas tiene décadas de antigüedad.

En 1968 finalizó un análisis del continente encargado por el Departamento de Estado de EE.UU. que se lo denominó Documento de Santa Fe, por el lugar donde fue presentado.

Entre los aspectos que consideraba el Documento, se encontraba la conclusión de que la Iglesia Católica Romana (ICR) perdía fuerza y apoyo del pueblo latinoamericano y caribeño. Epoca de Vaticano II, inicio de la Teología de la Liberación y otros movimientos visualizaban ese cambio de poder.

La conclusión era lógica. EE.UU. ya no podría utilizar la ICR como apoyo de su política en el continente. La respuesta al interrogante fue la necesidad de crear movimientos religiosos de “marca cristiana”  que fueran ocupando ese espacio debilitado por la ICR y que era imposible aliarse con las iglesias evangélicas-protestante.

En acuerdos con los evangélicos del sur de EE.UU., llamados “evangelicales”, y el Partido Republicano, se inicia un gran movimiento cristiano de apariencia pentecostal que cubre Centro América y parte del continente latinoamericano.

Su prédica es fuertemente anti-comunista, contra los procesos de liberación de Nicaragua, El Salvador y otros, que incluyó a Cuba, para lo que algunos pastores estadounidenses se radican en la zona centroamericana con discursos que van hasta la propuesta de matar a Fidel Castro.

La tarea de captación es exitosa Consiguen armar iglesias y que sus fieles lean la Biblia y que la lleven a sus trabajos donde la leían en sus tiempos libres.  Uno de los mayores logros políticos fue en Guatemala. El pastor Efraìn Ríos Montt,  en 1982 logra la presidencia de la nación y se transforma en el mayor dictador de Guatemala y uno de los más despiadados del continente.  La propuesta de crear estas agrupaciones pseudos evangélicas tenía ya su éxito. Algo similar paso con el apoyo evangélico/evangelistas a Alberto Fujimori en Perú y en otros lugares. Siempre a la derecha.

Ahora en Bolivia aparece un avance en la práctica y afirmaciones de estos movimientos.

La autoproclamada presidenta de Bolivia lleva la Biblia a la casa de gobierno con las sentencias de no más ritos satánicos aborígenes. Pretende imponer la Biblia y su interpretación del cristianismo como lo central y que nunca debió de cambiarse. Es decir, repite la estrategia de hace cinco siglos atrás queriendo imponer la cruz por la fuerza de la espada.

Las declaraciones de la Autoproclamada Presidenta se acompañan de la repetida foto de su rostro. Tiene visos claros y contundentes de la propuesta blanca sobre lo que debe ser la mujer. Se propone la interpretación bíblica del poder del varón sobre la mujer y la hacen coincidir con lo que ocurrió en la conquista: se agrega la espada.

La aparición de Luis Fernando Camacho, quien no era militante religioso ni candidato político en la presidencial, fortalece el avance de los pseudos evangélicos en su interpretación de que el cristianismo blanco, occidental, es el que debe imponerse.

Nada dicen del rol religioso del poseedor económico de la zona de Santa Cruz, que lo involucra hasta en la producción de los laboratorios que transforman la coca en cocaína y la exportan con absoluta libertad al exterior. Aceptan el gran aporte de Camacho que  entra en  la casa del gobierno con su Biblia y un rosario y proclama el “Jesús domina Bolivia” “Afuera Satanàs” y otras consignas similares.

La Alianza del 325 entre el Emperador y la Iglesia se conforma en la actualidad con la reinterpretación de la religión, lo “evangelista”. En aquel tiempo la consigna era ganar a los paganos. Ahora la meta es eliminar al aborigen. La gestión de Evo se alaba por su exitosa tarea económica. El problema, no tan escondido, es la distribución de esas ganancias económicas. Ella favorece a los indígenas. Se los transforma en sujetos de la historia sacándolos de la esclavitud blanca.  Ahora son personas, un asunto imposible de aguantar para el poder económico internacional que propone la esclavitud del capitalismo.

En esta trayectoria debe incorporarse la del cristianismo occidental De un poder hegemónico del catolicismo romano se pasa a la contienda catolicismo-protestantismo europea, luego trasladada al continente latinoamericano-caribeño, de allí a una instancia ecuménica importante que posteriormente se licua y queda sin sentido.

Ahora ocurre una nueva forma de poder económico-religioso que va borrando las diferencias doctrinales y de practica confesionales. Las iglesias institucionales quedan atrapadas en el silencio o en comunicados que revelan su colonización al sistema capitalista. Dejan de lado a esa gran cantidad de seguidores y seguidoras que esperan la condena a situaciones como las de Bolivia, Ecuador, Guatemala, Haití e incluso la desmemoria europea.  

Así es el futbol quien levanta la oposición a lo que ocurre. En Argentina, donde hubo infinidad de organismos que criticaron lo que pasaba, desde lo “eclesial” solo los Pastores por la Gente (PxG), de origen pentecostal, dijeron su verdad de tal forma que medios como La Nación, Perfil, Noticias y la TV estuvieron obligadas a dar a conocer de una forma rara porque lo catalogaran de “pastores rebeldes”. ¿Rebeldes a quien o a quienes?

Lo ocurrido en Bolivia supera la actual forma de presentarse las iglesias institucionales y cierto ecumenismo que ya no anda. Aparece la necesidad de una nueva instancia de unidad cristiana en bien dela humanidad que sobrepasa lo confesional y levanta el mensaje bíblico del Dios para todos y todas.

El indigenismo, el rol aborigen, aparece como la revolución del siglo XXI así como el feminismo lo fue del siglo XX. + (PE)

+ Aníbal Sicardi es pastor metodista de la Iglesia Central de Bahía Blanca. El presente artículo es una versión de su predicación en el culto del domingo 10 de noviembre de 2019

SN 559/19

Un comentario sobre “La Biblia y las espadas de los pseudo evangélicos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s