Coronavirus: los dardos de Bolsonaro y las respuestas desde Argentina

Acorralado por las cifras de la pandemia en Brasil, Bolsonaro dijo que la Argentina va “camino al socialismo”, cuando le señalaron las distintas medidas sanitarias adoptadas por ambos Estados.

Molesto por la pregunta de un periodista que comparó el avance del coronavirus en Brasil y Argentina, el presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró que la diferencia de muertos entre ambas naciones se debía a que su país tiene un mayor número de habitantes y declaró que Argentina marcha “camino al socialismo”.

Cargando con más de 13 mil muertos por el virus, Bolsonaro fustigó a los gobernadores e intendentes que ordenan medidas de distanciamiento social y afirmó que Brasil se encamina a una realidad de “pobreza” y “miseria” similar a la del “África subsahariana” si no se mantiene la actividad económica. Desde la Cancillería argentina le quitaron importancia a los dichos del mandatario y los atribuyeron a sus problemas internos.

“Es sólo hacer la cuenta por millón de habitantes… Pero hablemos de Suecia, que no cerró la economía. Ustedes hablan del lado ideológico, ustedes hablan de un país que camina hacia el socialismo, que es la Argentina”, respondió Bolsonaro durante una ronda de preguntas en el Palacio de la Alvorada , fiel a su estilo provocador y agresivo cuando dialoga con la prensa.

Fuentes de la Cancillería le restaron relevancia a las declaraciones de Bolsonaro e indicaron que las mismas tenían “más que ver con los problemas que tiene Bolsonaro que con los problemas que tiene la Argentina”. En una línea similar, el senador nacional del Frente de Todos y ex canciller Jorge Taiana indicó que el presidente brasileño “está entrando en una espiral de subir constantemente la apuesta discursivamente para pelearse cada vez con más gente”. 

Bolsonaro apuesta a una mezcla de conservadurismo moral con ciertos grados de irracionalismo y pensamiento mágico. No es casualidad que tenga terraplanistas y personas que están en contra de la evolución dentro de su gobierno. Bolsonaro hace y dice cosas erráticas porque aquel es el mecanismo que lo llevó al triunfo en las elecciones, pero pareciera que cada vez es más contraproducente”, reflexionó Taiana, en diálogo con PáginaI12. “De ser un hombre que ‘llamaba a las cosas por su nombre’ o que ‘no tenía pelos en la lengua’ se fue transformando en el irresponsable que está al mando de Brasil”, dijo el senador.

“Brasil está quebrando, y después de quebrar la economía no se recupera. Vamos a ser condenados a vivir en un país de miserables, como algunos del África subsahariana. Va a llegar un momento en el que habrá un caos, el lockdown que cierra todo es el camino hacia el fracaso. Brasil va a quebrar”, fueron las palabras de Jair Bolsonaro en el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial. “Hay que enfrenar el virus con coraje, morirán muchos, lamento, lamento, lamento, pero morirán más destrozados por hambre y falta de empleo”, afirmó el presidente de un país que ya registra más de 13.100 muertos y casi 190 mil contagios por covid-19.

Cuestionado sobre por qué había tanta diferencia de casos con la Argentina, Bolsonaro respondió que la diferencia de fallecimientos se debía a la distinta cantidad de habitantes y que, por el contrario, la comparación debía hacerse por millón de habitantes. Sin embargo, si se tienen en cuenta las respectivas poblaciones –210 millones en Brasil, 44 millones en Argentina–, Brasil sumaría 62 muertos cada millón de habitantes y Argentina siete.

La expansión del virus ha llevado a que muchos estados brasileños, como Sao Paulo y Río de Janeiro, ordenasen endurecer las restricciones de circulación para contener los contagios. Dichas medidas han sido duramente criticadas por Bolsonaro, quien insiste en que el coronavirus no es más que una “gripecita” y asegura que lo importante es “salvar la economía”, bajo el argumento de que el desempleo mata tanto como el virus.

El conflicto con estos gobernadores recrudeció durante esta semana, cuando el presidente publicó un decreto para incluir a los gimnasios, los salones de belleza y las barberías como “servicios esenciales” que deben continuar funcionando pese al agravamiento de la crisis. Esta decisión fue interpretada como una presión contra los gobernadores, pues el Tribunal Supremo ratificó en abril la autonomía de los estados y municipios para decidir las medidas de aislamiento social. Tanto el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, como el de Río, Wilson Witzel, siguieron las directrices del máximo tribunal e ignoraron el decreto presidencial.

“Brasil preocupa. Con una población tan grande y una frontera tan extensa compartida con la Argentina, obviamente que la falta de coordinación para enfrentar el coronavirus tiene un impacto negativo sobre nuestro país, como ya sucedió con el dengue –planteó Taiana–. Los que están siendo responsables en Brasil, por suerte, son los gobernadores e intendentes, por lo que la contención y el apoyo se deberán buscar ahí, desde más abajo. Porque a nivel nacional es evidente que no hay una conducta responsable.” (PE/Página 12)

Informe: María Cafferata.

SN 206/20

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s